Conservas

Históricamente el ser humano ha tenido la necesidad de evitar el deterioro acelerado de los alimentos altamente perecederos. La acidificación y los tratamientos térmicos son algunos de los métodos más tradicionales y efectivos para inhibir las reacciones bioquímicas que acortan su vida útil. Encurtidos, pulpas y pastas son algunos de los desarrollos de Picados San Juan que seducen el mercado institucional.